Para siempre, a veces puede ser solo un segundo

Y cuánto es para siempre ? -preguntó Alicia 

A veces solo un segundo – respondió el conejo blanco. 

A veces la vida nos lleva a dar giros que nunca imaginamos, pero esa es su magia, el llevar al ser humano a un rediseño que le permita descubrir su poder personal y  durante el curso de su vida lo lleve a descubrir su misión. 


Los giros que da la vida son de todos los tipos, algunos duelen, otros llenan el alma, otros cuestionan, otros te llevan a transición y cambios. Cada uno depende del lente de quien lo observé y de la interpretación que le de quién lo experimente. 


¿Por qué este escrito empieza con ese fragmento de Alicia en el país de las maravillas ? Porque mi giro es de esos que están en el corazón, muchos lo están, pero hablo de las relaciones de pareja. No tengo una historia extraordinaria pero si tengo una que quisiera compartir para desahogarme y para que le sirva de algo a otro ser humano, que le este costando entender algún giro que le esté dando la vida. 


Les conté alguna vez que estuve en un idilio de amor que yo titulaba “flotar entre nubes” pues si, así era… flotaba realmente porque éramos tan perfectos que ese fue el problema, que nuestra perfección no admitía margen de error y con una pequeña tormenta se desmoronó,  pero a lo que quiero llegar es que pensábamos que era “para siempre” y realmente nunca nada es para siempre, ni la vida misma lo es, por eso a veces “para siempre” es solo un segundo. El centro del asunto a mi modo de ver, es en cualquier caso el creer  que lo que vivimos ” es para siempre” porque en un caso positivo nos da seguridad, nos relaja y no nos permite disfrutar cada instante entendiendo el valor de lo efímero. 


En mi caso el  “para siempre” es útil en porque los sentimientos que provoca una ruptura nos llevan a creer que falta mucho para sanar y que tardará un montón o será para siempre que esa persona causará un sentimiento de tristeza en nuestro corazón. Si solo así lo queremos y nos disponemos a vivir ese momento (sea cual sea), y fluir con lo que pasa, finalmente ese “para siempre” puede tardar mucho menos de lo que pensábamos, y cuando menos pensemos ya habremos pasado la página. 


Y en un caso opuesto si el evento por el que estamos pasando es de satisfacción y seguridad, pues el “para siempre” nos debe servir para valorarlo al 100% y a no relajarnos pensando que todo es y será siempre perfecto, ya que puede ser algo que dure menos de lo que pensábamos y al pensar así  en caso de acabarse nos podemos  llegar a sentir frustrados o que se derrumba nuestro mundo. 


Gente,  finalmente la vida es un ir y venir, estamos aquí para cumplir sueños, descubrir lo mejor de nosotros y darlo al mundo. Por eso es importante que independiente de cuál sea el giro que nos de la vida entendamos que aunque en ese momento sintamos que son para siempre el dolor,felicidad, angustia o satisfacción que ese evento nos este causando, (desde el punto que hablo aquí) pueden finalmente durar solo un segundo. 


¡Carpe diem! 

94 vistas
pag web.png

© 2019 Coincidir conmigo

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon